Pizarra de Resultados de las Grandes Ligas

PÍO TÚA: EL BODEGUERO DE PALMARITO

PÍO TÚA EL BODEGUERO DE PALMARITO

Franklin Piña.-

 

"Nuca tuve mentalidad de parcelero”. La cita corresponde a don Pío Túa Aponte estampada en una entrevista para El Diario de Carora a propósito de su homenaje en la edición XXIX de las recordadas ferias organizadas por la Asociación de Criadores de Ganado Carora (Asocrica), como reconocimiento al  tesón de quien fue un cimero productor que  impulsó la economía de la capital torrense.

 

Pío Túa fue un hombre que tuvo la virtud de haber vencido la pobreza, circunstancia  que lo conminó a buscar un mejor porvenir cuando apenas despuntaba su infancia con la única herramienta que se conoce para enfrentar ese escollo terrible, pero si es blandido con responsabilidad, disciplina, honestidad, ética y constancia: el trabajo. Y aquel hombre de piel morena y alto como una torre, cumplió a cabalidad con este exigente reglamento.

 

Las lecciones que le dio la vida fueron muy duras. El primer zarpazo fue haber quedado huérfano de padre, y cuando tuvo en cuenta que la educación formal le podría serle útil para el futuro,  se vio privado del deseo de asistir a la escuela. Para resolver la mitigación del hambre se le ocurrió vender leña a  domicilio en su lar nativo. Y en medio de esa agitación menuda, en la vida de don Pío seguían apareciendo golpes, que lejos de refugiarlo en la rendición, lo convirtieron  en un hombre de profunda fe religiosa, pero sin caer jamás en sectarismos dogmáticos.

 

El hombre íntegro

 

Siempre se le vio ir y venir en ajetreos laborales que le dieron fama de trabajador infatigable y de recia inspiración conforme lo conoció la sociedad caroreña.

 

Rigoberto Oropeza, respetado ciudadano de convicciones gremialistas en el sector ganadero, dice que "cumplió rigurosamente con las normas cristianas".

Acota desde su retiro hogareño que mencionar el nombre de Pío Túa "es menester pensar en la necesidad apremiante de rescatarlo del anonimato y darlo a conocer a las nuevas generaciones".

 

Su hijo, Alí Túa Morillo, exterioriza el concepto de un padre que se preocupó por dejar a la siguiente generación bienestar económico porque sabía lo que significaba carecer de lo más básico, "pero lo más grande y valioso que nos dejó y que lo recordamos todos los días, son sus gestos, sus ejemplos y sus palabras. El auténtico legado empieza en vida y tuvimos la suerte de apreciarlo y digerirlo como fuente de nuestra existencia".

 

Se le quiebra la voz al revelar que le llegan a la memoria las horas compartidas con quien además consideró un amigo y un maestro. "Horas de conversación y también horas de silencio en las que no hacía falta hablar porque nos conocíamos demasiado (hace una espesa pausa y brotan dos lágrimas; lágrimas que se respetan)…recuerdo con nostalgia y con gratitud su amor y su apoyo. De él aprendí a tener paciencia, a reflexionar antes de actuar. Todas esas virtudes de papá traté en lo posible adquirirlas".

 

Oropeza señala que al serle consultada la idea que se formó sobre don Pío Túa, "me veo inmerso en todo un compromiso, porque hablar de este hombre no es cualquier cosa: mire, don Pío Túa era un palo de hombre", exclama con el índice de su diestra mano en alto.

 

Nos atrevemos a decir entonces, que en medio de un mundo que agoniza y en dónde la fe parece perdida, la vida de don Pío es digna de ser divulgada como un signo en el tiempo. "Nada me lo han regalado, lo que tengo, lo que conquisté, es porque he ido por ello", dijo en aquella conversa con los periodistas el ilustre agasajado ferial de junio de 2013, cuyos caracteres citados reafirman admirablemente la propuesta de dar a conocer su vida y su obra. "Hay que decirle a Carora, a su gente, a los muchachos de hoy quién fue  Pío Túa porque representa a todas luces la reserva moral de una sociedad que anda a la deriva", indicó don Rigo.

 

"La primera vez que lo vi en mi vida fue porque se me presentó preguntándome sobre la veracidad de mi consanguinidad con Víctor Pineda. Al responderle que se trataba de mi abuelo materno, me dijo: 'entonces somos primos'". El párrafo es un texto enviado por el ingeniero Fernando Alejos, presidente de la Asociación de Comerciantes e Industriales de Carora (ACIC), al ser inquirido sobre su relación con don Pío.

 

"A partir de ese momento se gestó una de mis relaciones con alguien realmente especial. El Pío Túa que conocí era un ser humano en una persona íntegra, que no solo correspondía a la madurez biológica propia de la edad, se trataba también de un hombre con formación intelectual, con un alto valor del trabajo, de principios morales impartidos a su familia; en resumidas cuentas, conocí a un hombre en la acepción más completa de la palabra", escribe Alejos.

 

Dice que tuvo estrecha relación con uno de sus hijos, Cristo -de los cuatro hijos que don Pío despidió de este mundo-, y me dijo: "'Tengo la dicha de tener un padre que ve a cada hijo a la cara sabiendo que el ejemplo y legado que nos dejará es de una vida de integridad'. Ese era Pío Túa", apunta Alejos.

 

La constancia como norte

 

Don Pío Túa nació en la capital de la parroquia Chiquinquirá, Aregue, el 25 de enero de 1923. En 1949 conoce a Francisca Marina Morillo, quien vendría a ocupar el vacío amoroso dejado por su primera esposa con la que procreó su primogénito, contrayendo nupcias el 25 de marzo de 1950. "De esa unión nacimos ocho hijos; cuatro hembras", revela Alí, agregando que fue de carácter fuerte, pero sin llegar nunca a la represión.

 

Su longeva existencia no fue como la de muchos terrenales, que al alcanzar cierta edad son tristes despojos de la existencia, postrados en una cama sin ánimos a la conversa, la lectura o saber qué está pasando en el mundo. Voces dignas de todo crédito dan cuenta de que don Pío estuvo siempre abierto a todas las ondas de la cultura -aún las más remotas- y de una  receptividad siempre renovada.

 

A los 13 años tuvo su primer trabajo formal en Barquisimeto, ciudad en la que se radicó al salir de su terruño.  Dos años después  se marcha a la morandina localidad de Guarico, y en esos andares se convenció que su destino no estaba en la urbe. "La ciudad me aburría y para evitar todo aquello, decidí irme a las montañas del municipio El Blanco del entonces distrito Torres en 1940", contaba.

 

En el caserío San Pablo encaró responsabilidades comerciales gracias a la confianza concedida por quien fue su mentor, Alejandro Mejías, un caballero entregado a una noble pasión: la lectura. "Aquella cultura había  salido de páginas humanistas de apilados libros que lo convirtieron en un acérrimo enemigo de la explotación laboral y las injusticias. En esas manos caí como mandado por Dios", contó conmovido en aquel memorable encuentro con don Pío para la mencionada entrevista. "Y a esos libros tuve acceso, dijo, por atrevimiento propio y bajo la anuencia de Alejandro. Aprendí historia universal, geografía y así comprendí que el mundo no era solo lo que estaba a mi vista".

 

Mejías le inculcó además otro valor, la cultura del ahorro y así fue construyendo un capital para ser propietario de una bodega en la que tuvo estrecha relación con productores agropecuarios y en dónde el tema diario era el de la ganadería, lo que le animó a probar suerte en un ramo que poco conocía.

 

Decidió entregar sus grandes manos y espigado cuerpo a los rigores del rústico trabajo del campo, adquiriendo conocimiento metódico y siempre pensando en el encumbramiento y de una vez por todas dejar en el camino a las más elementales penurias con las que había cargado a cuestas. Otra de sus citas extraída de la añeja conversa cabe aquí: "Como aquello lo hice con tanto cariño y voluntad, donde otros salían derrotados porque no conseguían lo que andaban buscando, yo seguía luchando contra viento y marea hasta que llegó el momento que Dios me premió. En verdad yo he logrado defenderme en esta profesión, y aunque no me considero un ganadero técnico he logrado sobrevivir y formar una familia; yo estoy contento de lo que hasta ahora he podido lograr".

 

Tras el inagotable número de ganaderos de vasto prestigio que históricamente el municipio Torres ha dado, sin duda se asoma este paradójico aregueño, quien arribó a este sector económico tras muchos años de trabajo como comerciante y dueño de una singular perseverancia, que le llevó a poseer hasta  12 haciendas al final de su vida. ¿Quién es capaz de desmentir que la vida de don Pío Túa no es un ejemplo vibrante de constancia, tesón y firmeza? ¿Podría acaso aniquilarse un espíritu de hierro como el suyo? La respuesta es contundente y rotunda: No; ni aún en la ancianidad, ni en las horas del crepúsculo tuvo este hombre en mente claudicar al trabajo, según lo contado por su hijo. Pasma su temple y nos deja tieso su ánimo.

 

De humor cáustico

 

Con frecuencia se habla que fue don Pío Túa  portador de una cualidad humorística valorada grandemente en grupos intelectuales, y que empleó con maestría para salir airoso de cualquier tema sin que esto fuera una fuga por la tangente, condición que la profesora Pura Rosa Lozada califica de inteligencia diáfana, fresca y oportuna. "Lo viví desde la cercanía de su hogar, puesto que como orientadora atendí la condición especial de su hijo José Miguel. Don Pío sabía decir santamente cada cosa de la manera más jocosa y mordaz. Gozar de esa capacidad es sinónimo de una inteligencia superior", revela la esmerada educadora.

 

Juan de Dios Aldana, fiel amigo y acompañante, reafirma también este atributo de nuestro personaje, indicando que "siempre se las arreglaba para soltar algo con humor y que además te dejaba un mensaje", nos dice durante un fortuito encuentro en La Ganadera.

 

"De don Pío Túa no hay nada que sentir, pero sí mucho que decir. Siempre admiré muchas cosas, pero, especialmente su buen humor", expresa Lozada. "Recuerdo de él, entre otras anécdotas conocidas, cuando hubo una ola de secuestros a ganaderos y personas acaudaladas de Carora; se le preguntó:  ¿qué opinión tenía al respecto? Su respuesta aún la recuerdo: 'hay que pedirle a Dios que los secuestradores no se antojen de uno'. Si le damos una lectura al mismo, había un sabio mensaje, con un propósito y a un destinatario que cada quien podía fácilmente interpretar".

 

Aldana, por su parte nos cuenta un sin fin de episodios cargados de cáustico humor, de los que podemos ocuparnos en otro artículo, pero nos quedamos con éste: "en una oportunidad me dice que lo acompañe a las frías montañas de San Pedro negándose a revelarme el propósito del viaje. Llegando al pueblo avisoramos un señor que se desplazaba en un burro, y don Pío me dice que me pare, que ese hombre era su amigo. El encuentro fue apoteósico. La alegría del pueblerino al ver a don Pío era evidente, surgiendo de inmediato la pregunta de rigor: '¿qué haces por aquí?', a lo que don Pío le explica que desea comprar  una casita para ir a descansar. El campesino le dice: 'te vas a morir, porque al que no está acostumbrado a este clima, lo mata el frío'. Al despedirse, don Pío me ordena el inmediato regreso a Carora. Dejemos la vaina quieta, esta gente por aquí sabe mucho".

 

Y esta otra del mismo Aldana no tiene desperdicio: "una vez fue objeto de un homenaje a ganaderos en El Tocuyo y un día antes me recuerda para que lo lleve. Yo, pues, me visto con un Levi's, una camisa a cuadros Wrangler, unas botas Loblan y un sombrero Cinco Estrellas; y don Pío con su infaltable guayabera y un sombrerito poco convincente. Y llegamos al sitio: un camarógrafo de la televisora regional no paraba de enfocarme y don Pío me habla al oído: ese señor de la cámara sí sabe, cree que el homenajeado eres tu. Y cuando lo llamaron para entregarle una tremenda placa, me dice: para el próximo homenaje me alquilas el sombrero".

 

El 3 de enero de 1992 en medio de un velorio en la capilla San Dionisio, el abogado y ganadero Chepel Morón le pregunta por Santa Rosa, y Túa no le niega el apogeo pletórico en que se encuentra una de sus fincas. Morón le acota: "caramba, ¿quién iba a pensar que esa finca pararía en sus manos?". Y el don le riposta: "si don Carlos Herrera resucitara y se entera que el bodeguero de Palmarito es ahora el dueño de su finca, yo creo que se vuelve a morir".

 

Y así fluyen las anécdotas en torno a la figura de alguien que nunca supo de reposo, pero dispuso de una cátedra sin fronteras de buen humor. Legendario es el cuento de su alarde por poseer el nombre y el apellido más corto, hasta que le presentaron un asiático de nombre Se To. "Ni en esto le puedo ganar a un chino", habría espetado en una entidad bancaria, arrancando estridentes carcajadas a los presentes.

 

Para terminar, quizá su anécdota capital: cuentan que en una oportunidad alguien con la razón por delante, le reprocha el garrafal error ortográfico de haber escrito "hacienda" sin H. Y don Pío en lugar de esconderse en la pena, le dice altivo a su corrector: "es que yo tengo 9 haciendas, y todas se escriben sin H".

 

Inmortalizar su nombre

 

Así fue este sin par aregueño hasta su postrer momento el 18 de abril de 2016, cuando a los 94 años cerró sus ojos para pasar a la serenidad eterna.

 

Importa aclarar que no fue ajeno a las circunstancias del país. Estremecido de inquietud tuvo coraje para condenar desmanes y atropellos que trazaron una página bochornosa en el devenir político del tiempo que le tocó vivir. Amigo de Rómulo Betancourt, prestó su intachable nombre al partido Acción Democrática, exteriorizando su reiterada preocupación por un mañana de justicia y de libertad.

 

Digno de admiración, solo toca difundir su su terco afán. Me comenta Fernando Alejos que trabajará en nuestra propuesta de crear el "Premio Pío Túa" para quien se destaque en el ramo ganadero, comercial o industrial.

 

Y tomarle la palabra a Rigoberto Oropeza es prudente: "hay que inmortalizar una personalidad que se forjó en carne viva; de trabajador que sufrió infinitas necesidades que le dieron acerado carácter ante lo que decidió emprender".

 

Es necesario conocer a Pío Túa ahora más que nunca. Sacarlo de reducidos círculos y ponerlo en el pedestal que merece, donde moran las almas sin manchas ni egoísmos, es una acción hermosa. Nadie que haya tenido una vida similar, debe estar encajado en el olvido, y por ello nos sumamos a ese esfuerzo.

 

Créditos para esta crónica:

 

Testimonios:.    Alí Túa Morillo

                           Rigoberto Oropeza

                           Fernando Alejos

                           Pura Rosa Lozada

                           Juan de Dios Aldana

 

Video /

Foto:                 Justiniano Vásquez




COMENTARIOS

https://t.me/diarioelinformante
Nombre

...PERO EN CARORA,17,ANDRÉS ELOY BLANCO,1,AVISOS LEGALES,2,BALANCE INFORMATIVO,30,CINE,1,CLASIFICADOS,2,DEPORTES,625,DIMENSIONES,3,ECONOMÍA,560,EL INFORMANTE TV,6,EL TOCUYO,1,EN FOTOS,3,En vivo TV,6,ENTRETENIMIEMTO,199,Espectáculo,4,GASTRONOMÍA,2,GUIA MEDICA EI INFORMANTE,8,INTERNACIONAL,1299,IRIBARREN,14,JIMÉNEZ,1,LA REVISTA POLICLINICA CARORA,2,LOCAL,2462,MIRADOR INFORMATIVO,17,MLB 2021 (EN VIVO),2,MUNICIPIO MORÁN,1,NACIONAL,1973,OBITUARIOS,1,OPINIÓN,222,PALAVECINO,1,Perspectivas,1,POLÍTICA,1144,PORTADA DIGITAL,18,REGIONAL,954,RELIGIÓN,125,Reportero en la Calle,70,SIN TAPABOCA,35,SOBRE.300,48,SUCESOS,1075,TECNOLOGÍA,61,TURISMO,2,UNA VENTANA AL LEONISMO,14,
ltr
item
Diario El Informante: PÍO TÚA: EL BODEGUERO DE PALMARITO
PÍO TÚA: EL BODEGUERO DE PALMARITO
PÍO TÚA: EL BODEGUERO DE PALMARITO
https://1.bp.blogspot.com/-q1Rws0VoLVs/YPDscVNVZxI/AAAAAAAAweM/b_C1so2A3eQ1sCm3UGJviX4_elK6VWAGACLcBGAsYHQ/w640-h396/P%25C3%258DO%2BT%25C3%259AA%2BEL%2BBODEGUERO%2BDE%2BPALMARITO.jpeg
https://1.bp.blogspot.com/-q1Rws0VoLVs/YPDscVNVZxI/AAAAAAAAweM/b_C1so2A3eQ1sCm3UGJviX4_elK6VWAGACLcBGAsYHQ/s72-w640-c-h396/P%25C3%258DO%2BT%25C3%259AA%2BEL%2BBODEGUERO%2BDE%2BPALMARITO.jpeg
Diario El Informante
http://www.diarioelinformante.com.ve/2021/07/pio-tua-el-bodeguero-de-palmarito.html
http://www.diarioelinformante.com.ve/
http://www.diarioelinformante.com.ve/
http://www.diarioelinformante.com.ve/2021/07/pio-tua-el-bodeguero-de-palmarito.html
true
2430152573693043873
UTF-8
Cargado Todos los Mensajes No se ha encontrado ningún Post VER MÁS Leer más Responder Cancelar Respuesta Borrar Por Inicio PAGINAS PUBLICACIONES Ver másl RECOMENDADOS ETIQUETA ARCHIVO BUSCAR PUBLICACIONES No se ha encontrado ningún resultado con tu pregunta Volver Domingo Lunes Martes Miercoles Jueves Viernes Sabado Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octuber Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr Mayo Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic justo ahora hace 1 minuto $$1$$ minutes ago hace 1 hora $$1$$ hours ago Ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago hacen mas de 5 semanas Seguidores Seguir ESTE CONTENIDO ES PREMIUM Comparte para desbloquear Copiar todo el Codigp Seleccionar Todo el Codigp Todos los códigos se copiaron en el portapapeles No puede copiar los códigos / textos, por favor presione [CTRL] + [C] (o CMD + C con Mac) para copiar

Ver más...