EL MUSIÚ QUE CONQUISTÓ AL PRESIDENTE

EL MUSIÚ QUE CONQUISTÓ AL PRESIDENTE

El siguiente personaje ligado a CAP en este ciclo de entre vistas, con motivo del centenario de su nacimiento, es Livio Martinengo. Seguro que también es una grata sorpresa para muchos caroreños, entre quienes se ha granjeado un cariño sincero. Y es obvio, porque para conquistar al Presidente antes tuvo que conquistar a su pueblo.

EL MUSIÚ QUE CONQUISTÓ AL PRESIDENTE

PMC

Foto: FlorimarDuno.

 

Esta vez llegamos puntuales, como ejemplo de que los políticos también podemos enmendar. Y la ocasión lo ameritaba, pues entrevistaríamos a una leyenda local, Livio Martinengo. Lamentablemente, Livio pertenece a una casta política en peligro de extinción. Desprendido,solidario, apasionando, proactivo y honesto, son apenas algunos calificativos que nos vienen a la mente cuando oímos su nombre. Aunque esperamos redescubrir sus cualidades de líder para que sean ejemplo de las futuras generaciones de políticoscaroreños. Porque siempre habrá políticos.

Sí, vamos a hablar de Carlos Andrés Pérez (CAP), pero es imposible sin antes dedicar unas palabras a nuestro entrevistado. De lo contrario, no se entendería cómo es que un extranjero conquistó el corazón del Presidentede Venezuela. Más aún, por qué CAP llegóa ver a nuestro pueblo a través de los ojos de este personaje incomparable. Incluso, quizás encontremos en su historia un bálsamo para las heridas que nos ha dejado la diáspora venezolana.

EL MUSIÚ QUE CONQUISTÓ AL PRESIDENTE

Livio nació en 1937 en la ciudad de Asti, región del Piamonte italiano. Así que vivió los rigores de la guerra desde muy temprana edad. Relata, aún con dolor, que no conoció la luz eléctrica y que tenían que cocinar con leña. Recuera, vívidamente, como sus padrestapaban la ventana de su pequeña casa con una chamarra, para que la luz del fogón no fuera vista por los bombarderos nocturnos. Tampoco tiene buenos recuerdos de la posguerra. Estos también fueron tiempos duros que, aun muy joven, le hicieron tomar una decisión que cambiaría su vida, para siempre.

“Mi hermana Leticia se había venido a Carora y estaba casada con el dueño del Hotel Bologna, mi cuñado Fiore. El hotel lo había fundado el padre de este en 1948, cuando llegó de un periplo por África. Además, tenía uno en Barquisimeto y otro Valencia. Así que yo decidí venirme en 1956 en busca de un futuro que no existía en mi Italia natal. Entonces juré que ni mis hijos ni mis nietos vivirían lo que yo tuve que vivir. Nuca se me olvidará el nombre de ese barco que me trajo al Nuevo Mundo, Castelverde. Salió de Génova vía Nápoles, para luego pasar por el Estrecho de Gibraltar y enrumbarse hacia Vigo y Tenerife. Desde allí cruzamos el océano hasta La Guaira, en un viaje de más de 20 días”.

Paradójicamente, para esta entrevista Livio acababa de regresar de Tenerife. Allí están varios de sus hijos. A ellos, como antes a su padre en Italia, les tocó huir de su patria buscando un futuro mejor. Quizás sea la única promesa que no ha cumplido este gigante de la política local. Pero, ¿cómo culparlo?

“Hace 66 años, cuando pasé por ahí, solo había cuatro o cinco casas. Hoy, Santa Cruz, la capital de Tenerife, es una ciudad moderna con grandes edificios. Pero el progreso se nota en toda la isla, gracias al desarrollo turístico. Realmente todo ha cambiado. Ya tampoco existe aquella Venezuela que abría sus brazos a tantos extranjeros. Porque no solo fuimos italianos los que conseguimos aquí a una segunda patria. También fueron los alemanes, portugueses, españoles, árabes y cualquier inmigrante que quisiera trabajar decentemente. Lamentablemente las cosas se han invertido. Ahora son los venezolanos los que salen en busca de una patria adoptiva”, dijo visiblemente conmovido.

“Cuando se tiene un hijo, se tienen todos los hijos de la tierra”. Ya lo dijo antes otro adeco, el poeta Andrés ElyBlanco. Por eso el dolor de Livio. Al recordar su odisea en el Castelverde, no puede imaginarse lo que viven nuestros migrantes cruzando el mundo a pie.

Pero lo magnífico de Livio es que regresó a Venezuela. Prefirió el calor de este pueblo al frío de su Italia natal.Tampoco se dejó cautivar por los encantos y lujos de las islas Canarias. Entonces me pregunto, si este musiú no es más caroreño que el Cerro de la Cruz o el Arco de La Pastora.

¿‘Musiú’? Esta fue la palabra, en el idioma del cariño, que inventamos los venezolanos para identificar a los extranjeros que han ayudado a construir a nuestra patria. Se dice que en los comienzos de El Mene vinieron muchos franceses en busca de riqueza. Así la fonética criolla transformó el “monsieur” (señor) en “musiú”. Y Livio es un señor en todo el sentido de la palabra, y en cualquier idioma. Para él no es un insulto. De hecho, la menciona varias veces en la entrevista con su peculiar acento, y entre risas. Algo que nos recordó a aquella Venezuela pluricultural,amplia y tolerante, de otros tiempos.

 

El capitán Chacón y el 23 de enero de 1958

 

EL MUSIÚ QUE CONQUISTÓ AL PRESIDENTE

No obstante, Livio recordó que cuando llegó a nuestro país la Seguridad Nacional de Pérez Jiménez era poco tolerante. Así que su reacción inmediata, como joven, fue de rechazo al régimen militar del momento.

“El capitán Chacón, jefe de la Seguridad Nacional de Carora, solía visitar el hotel Bologna. Siempre que lo hacía, me decía que cuando escuchara a alguna persona hablar mal del gobierno se lo informara. Pero como ya yo había aprendido las costumbres de este pueblo, cuando me daba la espalda le hacía la seña que hacen todos los venezolanos en estos casos: la puñeta.¡Y mira que inmensa fue mi alegría cuando cayó esa dictadura, el 23 de enero de 1958! Fue una gran fiesta, donde todos los jóvenes de la época salieron a las calles de Carora”.

Venezuela comenzaba a transitar los caminos de la democracia. Lo hacía de la mano de líderes adecos, que dejaron honda huella en su juvenil memoria.

 

Una vocación

La democracia traía consigo la libertad de afiliación y de reuniones. Así le fue más fácil a unprohombre caroreño,Pablo Álvarez Yépez (Paucho), reclutar a Livio para la causa rotaria. Sin saberlo, se adentraba nuestro entrevistado en un mundo del que jamás podría salir. El gusano de la vocación había anidado en su corazón. Desde entonces nunca más dejaría de trabajar por la gente, bien desde el Rotary Club, el deporte o la política.

Pero este inquieto hombre, igualmente es reconocido como un gran emprendedor. En sus comienzos, además de su pasantía en el Hotel Bologna, también trabajó como repartidor de gas. Incluso, su impronta está en empresas comoAerobuses yAerocav, habiendo sido uno de sus pioneros en la ciudad. Con el tiempo llegaría el Hotel El Mara y hasta encabezó la Asociación de Comerciantes e Industriales de Carora (ACIC). Lejos estaban los tiempos de la miseria y destrucción de la Segunda Guerra Mundial. Así, el próspero inmigrante fue motor del desarrollo económico de este país, desde este pequeño desierto llamado Carora.

 

Su pasión por el deporte

Cuando le preguntamos por su pasión por el deporte sus ojos se iluminaron. Reveló que todo comenzó con el ping pong, en el Centro de Profesionales. Pero una vez el Dr. José Elías (Chelías) Curiel lo invitó a jugar un juego más caroreño. Se trataba de la ‘zorra’, que no es más que béisbol, pero con un solo equipo.

“Yo no tenía idea de eso. Cuando pude dar un batazo, salí corriendo por tercera y todos se reían. ¿Qué se podía esperar de un italiano? Pero cuando aprendí y comencé a jugar softbol, les pichaba y bateaba, y yo solo les ganaba los juegos”, dijo entre carcajadas.

Añade que así fue tomándole cariño al deporte en general. Se involucraba en todos los eventos y ayuda cómo podía. Y tanta fue su participación que un día lo nombraron Comisionado del Instituto Nacional del Deporte (IND). Lo que fue una gran sorpresa, porque él no era político. Aunque poco después, la gobernadora Dori Parra de Orellana habría girado instrucciones a Pedro Domingo Oropeza, para acercarlo a AD. Ya no podía pasar desapercibido en aquel mundo.

Desde este cargo se dedicó a fundar todas las ligas. De esta forma,le dabaal deporte local el estatus federativo del que carecía hasta entonces. Pero no todo fue de perlas. No tenían transporte ni canchas. Tampoco había recursos para el debido equipamiento.

 

El tiro al blanco y su encuentro con CAP

En estas lides, Livio se traslada a Barquisimeto, donde se desarrollaba una competencia de tiro.

“Allí nos topamos con un oficial del Ejército que quería competir. Pero el director del polígono se lo impedía, ya que su pistola era de calibre 9 mm. Mientras que el resto de participantes los hacíamos con armas olímpicas (22 mm). La cuestión era que su arma hacía un sonido mayor y podía desconcentrar a los demás tiradores. Entonces yo hablé con director del polígono y le convencí dedejarle participar, adjudicándole la última cancha. Y así se hizo”, precisó Livio, quien además se trajo para su casa el trofeo de subcampeón. ¿El militar? Este no tuvo tanta suerte; omejor dicho, tanta puntería.

Poco después, estando Livio en la Plaza Bolívar se le acerca un capitán. Este, visiblemente sorprendido, le pregunta qué hacía allí. “¡Cosas de Dios!, era el militar del polígono. Entonces yo le respondí que el extraño allí era él, porque yo era de Carora”.

Resulta que el oficial era de la Casa Militar. Estaba allí coordinando la visita que el Presidente Calos Andrés Pérez haría próximamente a la ciudad.

- “¿Te gustaría hablar con él?” -preguntó el capitán.

- “Por supuesto”, -respondió Livio, esta vez aún con mejor puntería.

Como estaba previsto, CAP llegó la semana siguiente. El Presidente atendió a un número selecto de personalidades políticas y de la sociedad civil. Sí, en la lista destacaba un nombre: Livio Martinengo. Nadie se los explicaba. Incluso hoy, tantos años después, para el propio Livio sigue pareciendo un sueño.

La reunión fue en la Casa Amarilla, donde para ese momento funcionaba la Prefectura, a cargo de Telmo Mendoza. La entra estaba flanqueada por los adecos más relevantes del momento. Entre estos, recuerda a Don Adolfo Álvarez y a Elbano Segundo Romero. Allí esperó hasta que se oyó una voz decir: “que pase Livio Martinengo”.

Describe que una vez en el salón, vio al Presidente sentado de la manera más humilde en una pequeña mesa. Lo acompañaban la gobernadora, Doña Dori Parra de Orellana; y el prefecto, Telmo Mendoza.

- “Buenos días. Pase joven y tome asiento, -le dijo el propio CAP, para luego preguntarle-: ¿qué lo trae por ahí?”

- “Presidente, yo estoy al frente de la Asociación de Comerciantes de Carora y, con mucha pena, debo decirle que este gobiernole debe a la carnicería que está justo aquí abajo, deMey Chirinos, más de 60 mil bolívares”.

Dicho comerciante era quien suministraba al gobierno la carne para los comedores públicos y al del hospital de Carora. Era esta una cantidad de dinero gigantesca para la época, que amenazaba con quebrar a este establecimiento local.

CAP volteó hacia la gobernadora y le preguntó si dicha información era cierta, lo que esta confirmó. “Ella trató de justificar la deuda,alegando demoras en el situado constitucional. Pero el Presidente la cortó inmediatamente, calificando de injusta tal situación y exigiéndole que se pusiera al día con el comerciante inmediatamente”, precisó nuestro entrevistado.

Pero la audiencia de Livio con CAP estaba lejos de terminar. Una vez conseguido el pago de la deuda, pasó a contarle que también era el fundador del Cuerpo de Bomberos.

Han pasado más de cuatro décadas y Livio no olvida la reacción del Presidente. “¡También!”, habría gritado con jocosidad el tachirense que, para ese momento, dirigía los destinos de la Nación.

- “Sí, Presidente, -respondió con humildad-. La cuestión es que no tenemos nada. Imagínese que hace poco se prendió un incendio en la Casa de la Cultura y tuvimos que apagarlo con unos baldes”.

Livio sabía que había atinado en el corazón de aquel hombre. Y tenía razón. Esto lo confirmó cuando se comprometió en enviarle un carro bomba. Luego se atrevió a decirle que también era Comisionado del IND, pero que el deporte necesitaba de recursos. Otro “¡También!”volvió a sacudir la vieja casa de barro y madera.

- “Sr. Presidente, en días pasados inauguramos un campeonato de béisbol con participación mayoritaria de campesinos. Esto fue en Quebrada Arriba, con 18 equipos y más de 360 jugadores. Todos uniformados”.

Recuerda Livio cómo se iluminó el rostro de CAP en aquel momento. “Definitivamente amaba al pueblo, en especial a los campesinos”, comentó con orgullo.

En ese punto, el dirigente deportivo le dijo que requerían alumbrado para el estadio de Carora. Y por supuesto que también consiguió el compromiso del Presidente para esta nueva empresa.

Además, Livio se atrevió a pedirle un autobús para los atletas torrenses. Sobre este caso, delegó la responsabilidad en la gobernadora, quien pronto cumplió con el requisito del Presidente.

“A los días, Doña Dori me entregó 20 mil bolívares. Con ellos me fui a la Ford y los entregué como inicial de un autobús de 26 puestos. Me dijeron que no le fiaban al Gobierno sino a mí. Yo acepté y firmé las letras. Lo extraño es que me peguntaron a nombre de quién iba a poner el autobús. ‘Pues de quién más, del IND’, les respondí, y así se hizo, aunque quedaron extrañados, como si yo fuera de otro mundo”.

Respecto al alumbrado del estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Carora, Livio añadió otra anécdota. Resulta que días después de la visita de CAP a esta ciudad, recibió una llamada del Director de Mindurdel estado Lara. Este funcionario le increpó, porque se enteró de que estaba diciendo que el Presidente Pérez la iba a poner la luz al estadio.

“Mire, no siga diciendo eso, porque el Presidente no le pone la luz a nadie. Para eso estamos nosotros y no hemos recibido ninguna orden superior”, le dijo el funcionario en tono elevado.

“Creo que pensó –dijo Livio- que yo era un loco de pueblo que me estaba imaginando todo. Así que no le respondí nada y esperé. Entonces, una tarde llego a casa y mi esposa me cuenta que me llamaron de Caracas. Como habían dejado un número, les llamé de vuela y me respondieron que hablaban en nombre del Presidente. Me informaron que ya estaba aprobado el presupuesto para las torres de alumbrado. Eran 900 mil bolívares, dispuestos por el Ministerio de la Juventud. Pero, además, ya se había designado la compañía que ejecutaría la obra. Esta llegaría en los próximos días con la orden de hablar conmigo, antes de nada. Así fue, y pronto iniciaron los trabajos. Aparte, tenían instrucciones de sembrar la grama. Pero les dije que como no teníamos un sistema de riego, esa grama se perdería. Por esta razón se vieron obligados a construir un tanque de 80 mil litros, con bombas y aspersores”.

Por esos mismos días, el Comisionado de Deporte del Tocuyo aseguraba que a ellos también le iluminarían su estadio. Pero en Barquisimeto comenzaron las bromas, que nunca faltan. Así que le decían que el problema era que él había hablado con la gobernadora, en tanto que un musiú de Carora lo había hecho con el mismísimo Presidente. De tal manera, Livio también es uno de los pocos políticos locales que les ha ganado un pulso a sus parestocuyanos.

 

Su despedida

Entre CAP y Livio se formó un vínculo de amistad. Así que cuando el Presidente visitaba la ciudad, él siempre era un invitado especial. Ya para finalizar, nuestro entrevistado nos habló de la última vez que vio a amigo. Le habían dado el beneficio de casa por cárcel. Hasta allá fue junto a Pedro Domingo Oropeza, Ada de Pérez y Nelly Guerra. Recuerda la sencillez de aquel hombre, atendiéndoles personalmente. “Lo más triste es que fue una traición. Pero su muerte ha servido para reivindicarlo. Murió en la pobreza y por tanto hubo que recaudar dinero para poder repatriar su cadáver. Fue un hombre a carta cabal, de palabra y guapo. Por eso supo enfrentar a los golpistas cuando quisieron matar a su familia. Hoy, por él hablan sus obras, más allá de su muerte. Así que, sin dudas, hay muchos motivos para recordarlo, y el centenario de su nacimiento es oportuno para esto”.

Cuando nos fuimos, todos nos llevamos algo de esta entrevista. Zulay, Florimar y Armando no podían ocultar su emoción. Díasdespués, aún pervive en mi mente un fresco olor a albahaca. Aunque en su jardín también hay laurel y olivo. ¿Gerson? Él era el más contento, porque conoce desde siempre la talla de líder de su amigo Livio. Lamentablemente, quedaron muchas anécdotas en el tintero. Ci rivedremo, mi estimado musiú.

COMENTARIOS

https://t.me/diarioelinformante
Nombre

¡A LA SALUD DE CAP!,4,...PERO EN CARORA,31,ANDRÉS ELOY BLANCO,1,AVISOS LEGALES,8,BALANCE INFORMATIVO,30,CANTÓN CARORA,15,CARA a CARA,2,CINE,1,CLASIFICADOS,2,CLICK DEPORTIVO,13,DEPORTES,1258,DIMENSIONES,3,DIVINA PASTORA,2,ECONOMÍA,671,ECOS,41,EL INFORMANTE TV,6,EL TOCUYO,1,ELECCIONES REGIONALES 2021,44,EN FOTOS,3,En vivo TV,6,ENTRETENIMIEMTO,258,Espectáculo,5,EXPO-FERIAS CARORA 2022,9,GASTRONOMÍA,3,GUIA MEDICA EI INFORMANTE,10,HENRI FALCON,11,Ing.Agr. M. Sc. Werner Gutiérrez Ferrer,1,INTERNACIONAL,1425,IRIBARREN,42,JIMÉNEZ,2,LA REVISTA POLICLINICA CARORA,2,LOCAL,3388,LUIS FLORIDO,5,MIRADOR INFORMATIVO,33,MLB 2021 (EN VIVO),2,MUNICIPIO MORÁN,2,NACIONAL,2241,OBITUARIOS,4,OPINIÓN,267,PALAVECINO,2,Perspectivas,1,POLÍTICA,1286,POPULARMENTE CHEO,3,PORTADA DIGITAL,30,PSUV,11,REGIONAL,1188,RELIGIÓN,185,Reportero en la Calle,70,REVOCATORIO PRESIDENCIAL 2022,9,SEXO SMITT,1,SIN TAPABOCA,77,SOBRE.300,111,SUCESOS,1201,TECNOLOGÍA,74,TURISMO,5,UNA VENTANA AL LEONISMO,14,
ltr
item
Diario El Informante: EL MUSIÚ QUE CONQUISTÓ AL PRESIDENTE
EL MUSIÚ QUE CONQUISTÓ AL PRESIDENTE
EL MUSIÚ QUE CONQUISTÓ AL PRESIDENTE Livio Martinengo
https://blogger.googleusercontent.com/img/b/R29vZ2xl/AVvXsEgnYiRjbCF-lxwKrGbSMxtqyTXb7uqV31GkaZp1IpkNRbSe5Ae-dIDQuzpoOpyZxql3cjQQxFPqyPQmD5p8yL-T4FufteRCWKQy9L3J5t3s97fUbvQ8lLROBNRUXxE98BeVi6-WGOs0rWKIZ88ocwZvuB4Bih_Be2YHfYTF4bU5kaQX_X2y5HkIVgSv/w640-h192/banner-site%20%C2%A1A%20la%20salud%20de%20CAP!.png
https://blogger.googleusercontent.com/img/b/R29vZ2xl/AVvXsEgnYiRjbCF-lxwKrGbSMxtqyTXb7uqV31GkaZp1IpkNRbSe5Ae-dIDQuzpoOpyZxql3cjQQxFPqyPQmD5p8yL-T4FufteRCWKQy9L3J5t3s97fUbvQ8lLROBNRUXxE98BeVi6-WGOs0rWKIZ88ocwZvuB4Bih_Be2YHfYTF4bU5kaQX_X2y5HkIVgSv/s72-w640-c-h192/banner-site%20%C2%A1A%20la%20salud%20de%20CAP!.png
Diario El Informante
http://www.diarioelinformante.com.ve/2022/08/el-musiu-que-conquisto-al-presidente.html
http://www.diarioelinformante.com.ve/
http://www.diarioelinformante.com.ve/
http://www.diarioelinformante.com.ve/2022/08/el-musiu-que-conquisto-al-presidente.html
true
2430152573693043873
UTF-8
Cargado Todos los Mensajes No se ha encontrado ningún Post VER MÁS Leer más Responder Cancelar Respuesta Borrar Por Inicio PAGINAS PUBLICACIONES Ver másl RECOMENDADOS ETIQUETA ARCHIVO BUSCAR PUBLICACIONES No se ha encontrado ningún resultado con tu pregunta Volver Domingo Lunes Martes Miercoles Jueves Viernes Sabado Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octuber Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr Mayo Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic justo ahora hace 1 minuto $$1$$ minutes ago hace 1 hora $$1$$ hours ago Ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago hacen mas de 5 semanas Seguidores Seguir ESTE CONTENIDO ES PREMIUM Comparte para desbloquear Copiar todo el Codigp Seleccionar Todo el Codigp Todos los códigos se copiaron en el portapapeles No puede copiar los códigos / textos, por favor presione [CTRL] + [C] (o CMD + C con Mac) para copiar

Ver más...